Cambios de políticas recomendados por la OPO en el 2021

Políticas de uso de fuerza

En junio del 2020, el Concejo Municipal de Austin aprobó una serie de resolucionesopen_in_new dirigidas a restringir el uso de fuerza por parte de las autoridades policiales. Como parte de esas resoluciones, el Administrador Municipal dio instrucciones a la OPO para facilitar una nueva redacción del manual de políticas del Departamento de Policía de Austin (APD), conocido como Órdenes Generales. Esta nueva redacción cubrirá todas las políticas, incluidos aquellos asuntos circundantes como registro e incautación, cámaras corporales, cámaras instaladas en las patrullas, respuesta de salud mental, disciplina, parcialidad, lenguaje y cortesía.

Enfoque de tres fases de la OPO

La OPO utiliza un enfoque de tres fases para facilitar la nueva redacción de las Órdenes Generales de APD. La OPO aborda esta nueva redacción a través de un proceso abierto, el cual procura comentarios y aportes de la comunidad.

En la Fase I, la OPO realiza un análisis preliminar del texto de la política actual de APD sobre temas específicos. Los hallazgos de esta investigación están disponibles en atxpoliceoversight.org.

En la Fase II, la OPO trabaja con socios comunitarios y grupos de interés para reunir aportes del público sobre cambios propuestos para las políticas. Este esfuerzo de participación incluye eventos, encuestas y otras formas de participación comunitaria.

En la Fase III, la OPO presenta a APD las recomendaciones y comentarios de la comunidad sobre las políticas. APD, en consulta con la Oficina del Administrador Municipal, revisará las recomendaciones.

Informes

En el 2021, la OPO lanzó una iniciativa de políticas relacionadas con las políticas de uso de fuerza de APD.

La Fase I de esta iniciativa comenzó en septiembre del 2020 y terminó en enero del 2021, cuando la OPO publicó nuestro informe preliminar. En este informe incluimos nuestra investigación inicial y recomendaciones para cambiar las políticas de APD sobre seis asuntos de uso de fuerza:

  1. Restringir disparos a vehículos en movimiento
  2. Agotar todas las alternativas antes de usar la fuerza letal
  3. Desescalada
  4. Deber de intervenir
  5. Prohibir llaves al cuello y llaves estranguladoras
  6. Advertir antes de disparar

Las recomendaciones iniciales de la OPO se basaron en investigaciones sobre las mejores prácticas y leyes relevantes.

Haga clic aquí para leer el informe preliminaropen_in_new.

La Fase II de esta iniciativa se llevó a cabo entre abril y mayo del 2021. La Fase II involucró una campaña de participación comunitaria para recoger aportes del público sobre las políticas de uso de fuerza actuales de APD y las recomendaciones propuestas por APD. Para obtener más información sobre esta campaña de participación comunitaria, haga clic aquíopen_in_new.

La fase final de esta iniciativa, Fase III, se llevó a cabo entre junio y octubre del 2021. Esta fase de la iniciativa cerró en octubre del 2021, cuando la OPO publicó nuestro informe final. La voz de la comunidad estuvo al centro de nuestras recomendaciones finales. El informe resaltó el aporte público que recibimos y explicó cómo es que incorporamos este aporte, así como las mejores prácticas actuales y leyes relevantes en nuestro análisis y recomendaciones finales.

Algunas de nuestras recomendaciones finales incluyeron:

  • Requerir a los oficiales hacer todos los intentos por intervenir en forma segura en instancias en la que observen que otro oficial está usando o preparándose para usar una fuerza que no es objetivamente razonable, o que esté exhibiendo una conducta que constituiría una violación de la ley estatal, de la ley federal o de las políticas de APD. La OPO también recomendó que los oficiales que presencien o intervengan en tales incidentes reporten de inmediato sus observaciones y participación a un supervisor, así como que completen un informe de incidente por escrito.
  • Prohibir que los oficiales disparen desde vehículos en movimiento en todos los casos y a vehículos en movimiento, excepto si, según la totalidad de las circunstancias, los oficiales han agotado todas las alternativas posibles y:
    • Un ocupante del vehículo está utilizando o amenazando con utilizar de inmediato la fuerza mortal por otros medios aparte del vehículo propiamente dicho; o
    • Si el vehículo en sí se está usando como arma y probablemente cause un incidente con numerosas víctimas (por ejemplo, conducir hacia una multitud de personas).
  • Prohibir el uso de llaves al cuello, o llaves estranguladoras, y ninguna otra acción que podría, o tenga la intención de evitar, reducir, entorpecer o de otra forma impedir de forma negativa el flujo sanguíneo de una persona hasta el cerebro o su respiración.

Haga clic aquí para leer el informe finalopen_in_new.

Presentaciones

En abril del 2021, la OPO presentó nuestras recomendaciones iniciales en cuanto al uso de fuerza en el evento 8 Can’t Wait Town Hall presentado por la Comisión Comunitaria de Evaluación de la Policía de la Ciudad de Austin. Haga clic aquí para ver esta presentaciónopen_in_new.

En julio del 2021, la OPO presentó nuestras recomendaciones iniciales en cuanto al uso de fuerza ante la Comisión de Seguridad Pública de la Ciudad de Austin. Haga clic aquí para ver esta presentaciónopen_in_new.

Información de contacto

contact_phone
Main office: (512) 974-9090
Complaint and thank-you hotline: (512) 972-2676

Información de contacto

contact_phone
Main office: (512) 974-9090
Complaint and thank-you hotline: (512) 972-2676
feedback

¿Encontró lo que estaba buscando en esta página?